Comida decente... ¡Ya era hora!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Lal Mirch el Vie Sep 04, 2009 11:47 pm

Como era de esperarse, Lal no tardó en terminar corriendo tras su novio sin que este la soltara, mejor correr que ser arrastrada, literalmente, por el demonio con hiperactividad grave... Así que, entre esquives de profesores que trabajaban hasta tarde y que les llamaban la atención por correr por los pasillos y demás, terminaron llegando a la cafetería. Parecían dos adolescentes, incluso dos alumnos de no ser porque aquel profesor rubio era más que conocido, pero ella... Se le ponía el uniforme y era una estudiante de tercero, segundo incluso. Sie s que seguía teniendo la cara de una niña...

El lugar no estaba muy lleno, algo normal en las horas en las que los clubs terminaban sus actividades y los estudiantes solían irse a sus habitaciones para hacer allí cualquier cosa, estudiar incluso pero eso sería la mínima parte de aquellos niños. Eso le hizo pensar en la época de estudiante del ojiazul, ¿cómo habría sido verle con el uniforme escolar y asistiendo a clases? ¿Los profesores le habían soportado? Eran preguntas que no le había formulado por la simple razón de que, en parte, le daba envidia. Ella había entrado en aquella escuela tiempo después, cuando Koro ya era un profesor y solo porque el Director la aceptó en el lugar y la sacó del ejército, si no, seguiría en el frente, lejos de la persona que amaba. Por tanto, no había tenido etapa alguna como estudiante en el lugar, pues en verdad no le hacía falta. Los dopplegenger, o por lo menos ella, eran los únicos que se mezclaban con total libertad y sin prejuicios entre los humanos, podían adoptar cualquier forma después de todo.

_________________


Lal Mirch
Encargada de la Barrera / Guarda del Centro

Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Localización : ...
Empleo/Club : Guarda y Encargada del centro
Raza/Clase : Dopplegenger -- Clase A, ¿o es la clase de los yokai a quienes copio?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Colonnello el Sáb Sep 05, 2009 1:02 pm

El rubio, contento, miro alrededor con una sonrisa en la cara. No había mucha gente, ya era algo tarde. Sonriente, clavo su mirada en su peli-azul novia, acariciando levemente su mano. Si, estaba contento, hacia semanas que no tenía tiempo para estar con ella, cuando lo tenía, sencillamente entrenaban, o cosas así.
Arrastrando a la chica por la mano, la sentó en la primera mesa que cogió, colocándose el delante de la chica. En casi nada, una chica joven se acerco a Koro con toda confianza, cual si la conociera de toda la vida.

-¡Ciao, Colo-chan!-La chica, hizo referencia a la procedencia italiana de Colonnello, además de llamarle de forma muy cariñosa. A Colonnello no pareció molestarle, es más, contesto en tono amigable, y con total confianza con la supuesta "conocida".

-Hola, Natsu. Hemos venido a comer, ¿Nos puedes traer la carta? ¡Kora!-
Colonnello le dedico una amigable sonrisa a la chica, que era rubia, de ojos azules como el cielo, y una piel blanquecina, con un poco de colorete en las mejillas, que hacían que pareciera mas niña de lo que en realidad era, que no era poco. ¿Sería una amiga de Colonello, de su época estudiantil? Solo Colonnello lo sabía, y no parecía inquietarle demasiado. La chica asintió con las manos a la altura del pecho, agarrando una especie de bandeja, y se fue dando pequeños y alegres saltitos.

Colonnello recostó los codos, y parte de su atlético pecho en la mesa, apoyando su mentón en su puño diestro, cerrado. Clavando sus obres celestes en los preciosos marrones de su acompañante, esbozando una sonrisa aun mas picara que antes, si cabe.

-Qué guapa te pones cuando tienes vergüenza, Lal-
Comento en bajo tono, casi como un susurro, riendo entre dientes, cosa que sabía que enfadaría mínimamente a la chica, o por lo menos, la pondría colorada. Solía bromear con Lal, ya que ella de por si era algo seria, pero en el fondo, es una chica muy divertida. Y eso que la primera impresión que tuvo de ella era de una chica algo borde y seca...Eso demuestra que las primeras impresiones no son muy importantes...Lo que importa es quien da el ultimo cañonazo.


Última edición por Colonnello el Sáb Sep 05, 2009 10:13 pm, editado 1 vez

Colonnello
Profesor de Educación Física

Cantidad de envíos : 37
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Localización : ¡¿No me ves, Kora?!
Empleo/Club : ¡Profesor, Kora!
Raza/Clase : Demonio-- Clase A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Lal Mirch el Sáb Sep 05, 2009 8:48 pm

No tuvo más remedio que seguir al rubio, tampoco le molestaba a decir verdad pues solía ser él quien llevaba la voz cantante en todo, mientras ella tan solo se mantenía callada o se negaba si no quería hacer algo. Era tímida y algo reservada, pero también silenciosa y no gastaba saliva hablando, por eso la confundían con una borde y, debido a su soledad solo rota por el ojiazul, por una antisocial. Sin embargo, Colonnello parecía ser todo lo contrario... Se llevaba bien con todo el mundo, era un hombre enérgico, agradable, quizá algo loco e hiperactivo, pero un encanto para el sexo opuesto y eso se notaba incluso antes de que la fémina le saludase con ese nombre con el que, según creía, solo ella misma le nombraba.

Había sentido molestia, un enfado un tanto irracional que recibía el curioso y típico nombre de celos, lo que le hizo desviar la mirada a otro lado al igual que parte de su rostro mientras se acomodaba en la silla, cruzando sus piernas, posando un codo sobre el respaldo de la silla y el contrario sobre sus muslos. La chica era guapa, mona y, aún con esa cara infantil, eso solo la hacía mucho más atractiva. Atractivo que Mirch no poseía según su opinión. Aún así, y tal como el varón predijo, Lal se sonrojó por sus palabras aún cuando buscaba mostrarse aglo molesta.

_________________


Lal Mirch
Encargada de la Barrera / Guarda del Centro

Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Localización : ...
Empleo/Club : Guarda y Encargada del centro
Raza/Clase : Dopplegenger -- Clase A, ¿o es la clase de los yokai a quienes copio?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Colonnello el Sáb Sep 05, 2009 9:39 pm

Colonnello sabía perfectamente cuando a Lal le preocupaba o molestaba algo, demasiados años con ella a su lado. Sonriente, le paso la mano por la extraña marca de su mejilla, la cual acaricio, le encantaba hacerlo, pues era una forma de demostrar su cariño sin usar sus labios. Era una de las cosas que amaba de ella, extrañamente, siempre había sido muy posesiva, y modesta. Cuando en realidad, estaba claro que Koro solo tenía ojos para ella, todos lo sabían.

En nada la chica le trajo la carta a los dos, quedándose hasta que decidieran. No pudo evitar mirar curiosa a Lal, que parecía molesta por algo. Sonriente, miro a Koro.

-¿Kolo-chan, es esta chica la "Lal", de la que siempre me hablas?-Koro sonriente, se limito a asentir varias veces con convicción, sin quitar la vista de la carta, buscando algo que le gustara. Finalmente, pareció encontrarlo, y dirigió su mirada hacia la chica..

-Quiero....Esto, esto, esto otro, esto de aquí, a si, y esto, parece delicioso. ¡Kora!-La chica no pareció sorprenderse, Koro siempre a sido un zampa-bollos, y ella lo sabía. Sonriente, dirigió su mirada a la bella acompañante de Colonnello, esperando que pidiera lo que quería. Una cosa había quedado clara: Colonnello solo tenía ojos para Lal, las demás chicas eran simples amigas, camaradas tal vez.

Colonnello
Profesor de Educación Física

Cantidad de envíos : 37
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Localización : ¡¿No me ves, Kora?!
Empleo/Club : ¡Profesor, Kora!
Raza/Clase : Demonio-- Clase A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Lal Mirch el Sáb Sep 05, 2009 9:50 pm

Era un libro abierto para el rubio, o un arma demasiado conocida en verdad, pues él no era muy dado a leer a decir verdad. Su vida, y las de los dos, se basaban siempre en diversión, combates, guerra, y cualquier otro sinónimo por el estilo, por tanto, todo lo relacionado con ello lo conocían a fondo. Siglos inmiscuyéndose en las guerras humanas dejaban secuelas, aunque no negativas, no para esos dos yokais.

Procuró no sonrojarse más cuando sintió las caricias en la marca de su mejilla, suave al tacto a pesar de su apariencia un tanto rugosa, pero que no eran más que otras finas marcas dentro de la anaranjada de aquella parte de su rostro. En cuanto la chica volvió Mirch tan solo cogió la carta mirándola como buscando qué escoger mientras su atención se centraba en los otros dos del lugar, pero trasladándose a lo que tenía en las manos cuando vió los asentimientos de Colonnello.

- "Come como cuatro personas..." -pensó para sus adentros escondiendo tras la carta servida una divertida sonrisa que se formó en su rostro. Al contrario que él, la peliazul solo escogió una tónica y pollo.

_________________


Lal Mirch
Encargada de la Barrera / Guarda del Centro

Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Localización : ...
Empleo/Club : Guarda y Encargada del centro
Raza/Clase : Dopplegenger -- Clase A, ¿o es la clase de los yokai a quienes copio?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Colonnello el Dom Sep 06, 2009 12:55 pm

La mona chica, apunto todo lo que Colonnello dijo, para después apuntar la modesta petición de la chica, con un rostro en el que la concentración se leía perfectamente. Tras hacerlo, sonrió, y se fue dando pequeños y alegres pasos. Nada mas irse, la mirada de Colonnello volvió a dirigirse a su pareja. Colonillo siempre sonreía, incluso cuando estaba nervioso, o en medio del combate una extraña sonrisa se dibujaba siempre en su rostro. En cambio, extrañamente, cuando estaba en su forma mini tenía un semblante más serio, ironías de la vida. Sonriente, apoyo el mentón en sus dos manos, y sus dos codos en la mesa. Sus dos obres celestes llevaban un buen rato vigilando los ojos ajenos, hasta que, finalmente, decidió hablar.

-¿Como llevas tu entrenamiento, Lal? Espero que no se te haya olvidado la pauta de ejercicios que te marque hace dos semanas...¡Kora!-Colonnello era profesor de educación física, después de todo. Y pese a no parecerlo, tenía el cuerpo perfectamente musculado para poder moverse libremente, y además tener la suficiente fuerza muscular para poder cargar sus armas, y volver sus puñetazos más potentes. El cuerpo de Lal le parecía...No, era perfecto. Pero le faltaba resistencia, por eso Colonnello le dio una exagerada pauta de ejercicios que consistía en correr miles de kilómetros en días...Y eso para calentar. Los entrenamientos de Koro solían ser algo exagerados, sin ir más lejos, casi siempre solía llevar pesadas pesas repartidas por todo su cuerpo, que solo se quitaba en las batallas y al ir a clase, o para dormir.

Colonnello
Profesor de Educación Física

Cantidad de envíos : 37
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Localización : ¡¿No me ves, Kora?!
Empleo/Club : ¡Profesor, Kora!
Raza/Clase : Demonio-- Clase A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Lal Mirch el Miér Sep 09, 2009 11:50 pm

Sus orbes castaños estaban fijos en la joven que no tardó en irse, aunque la observaba siempre de forma disimulada. Parecía una chica cualquiera, de cara un tanto infantil que le daba aquella "expresión cute" que solía atraer a muchos. Aún así, cuando la muchacha se fue su vista volvió al frente, paradójicamente al mismo tiempo que la del rubio se posaba sobre ella con esa sonrisa que, de vez en cuando, también se dejaba ver en su forma infante.

- No me he olvidado -fue cuanto respondió ante la cuestión ajena. Cierto era que se sabía los ejercicios que el ojiazul le había mandado, sin embargo, estando encerrada en la sala de la barrera no había mucho sitio... Si bien era una sala amplia, eso no quería decir que le permitiera correr kilómetros sin marearse por no parar de dar vueltas aunque siempre encontraba la forma de no dejar de hacer lo que Koro le había mandado aún cuando fueran exagerados en exceso, valga la rebundancia...

_________________


Lal Mirch
Encargada de la Barrera / Guarda del Centro

Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Localización : ...
Empleo/Club : Guarda y Encargada del centro
Raza/Clase : Dopplegenger -- Clase A, ¿o es la clase de los yokai a quienes copio?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Colonnello el Jue Sep 10, 2009 12:07 am

El demonio comía con velocidad, pero educadamente, pues no se manchaba, y usaba los tenedores correctos. Pero cuando menos se lo esperaba, hizo algo que seguramente incomodaría a Lal. Cogió un poco de su comida, y se la acerco a la boca a la chica con total precisión, pues no cayo ningún trozo de comida.

-Di..."Aaaaah"....-Se limito a decir, sonriente, para variar. Y aun cuando siempre lo hacia cuando comía a solas en su habitación con Lal, sabia de buena mano que eso la enrojecería de buena manera, incluso dudaba si aceptaría. Pero todo era cuestiona de probar....¡Como en la guerra! Cuando no sabes lo que un rival va a ser, lo mejor es arriesgar, perder no importa, siempre que sobrevivas. Esa, es una de las muchas reglas no escritas de la guerra, en la cual Koro se había criado, como quien dice. La sonrisa de pura ilusión que Koro portaba en sus labios, hacían difícil la opción de negarse por parte de la chica. Aun así, si lo hiciera Koro no se extrañaria, esa chica era mas impulsiva que un toro salvaje.

Colonnello
Profesor de Educación Física

Cantidad de envíos : 37
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Localización : ¡¿No me ves, Kora?!
Empleo/Club : ¡Profesor, Kora!
Raza/Clase : Demonio-- Clase A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Lal Mirch el Jue Sep 10, 2009 12:40 am

A diferencia de Colonnello la peliazul siempre era mucho más "recatada" a la hora de... A la hora de todo en realidad. Comer, atacar, idear un plan, hablar, aún cuando ella apenas hablara... Todos esos detalles los ahcían más diferentes, pero también iguales. Una extraña relación de conceptos sin duda.

Se encontraba pensando o, mejro dicho, calculando cuánta energía tendrían ahora sus anillos cuando notó algo cerca de sus labios. Sus ojos volvieron a enfocarse en el varón y, después, en el trozo de comida que tenía frente a sí, sonrojándose de nuevo cuando escuchó al profesor hablar.

Habría querido darle un puñetazo, o simplemente negarse aunque, Dios sabría porqué, la joven abrió sus labios para coger el trozo de comida que le daba. Quizá fue la sonrisita ajena la que la impulsó a aceptar o, tal vez, que se había dado cuenta de que a parte de la camarera que se encontraba en la barra, el cocinero y un par o dos de personas más, nadie había allí que pudiera verles.

_________________


Lal Mirch
Encargada de la Barrera / Guarda del Centro

Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Localización : ...
Empleo/Club : Guarda y Encargada del centro
Raza/Clase : Dopplegenger -- Clase A, ¿o es la clase de los yokai a quienes copio?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida decente... ¡Ya era hora!

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:44 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.